Uno de los puntos fuertes de Xiaomi es su relación calidad-precio, por lo que es fácil encontrar un móvil con buenas prestaciones a precios competitivos. Actualmente, la empresa asiática cuenta con un variado abanico de opciones que nos permitirán disponer de un buen terminal sin gastarnos demasiado dinero.

Normalmente, uno de los elementos que más tenemos en cuento a la hora de renovar nuestro móvil es el precio. Queremos un smartphone potente, pero a la vez barato, y eso es muy difícil de conseguir. Lógicamente, es imposible encontrar el teléfono perfecto, pero sí que es posible encontrar uno que se adapte al máximo a nuestras necesidades sin exceder el presupuesto.

A continuación, te ofrecemos una lista de móviles con buenas prestaciones que no superan los doscientos euros.

Redmi Note 7 

En este sentido, una elección bastante interesante es el Redmi Note 7, un dispositivo que apenas supera los 200 euros de precio y que, sin embargo, ofrece unas prestaciones muy convenientes. Para empezar, presenta una pantalla de 6,3 pulgadas y una pantalla FullHD+, ofreciendo una resolución de 2.340 x 1.080 px.

Un elemento relacionado con esto es el del apartado fotográfico, porque ¿para qué quieres una pantalla de calidad si no puedes tomar buenas instantáneas con el móvil? Este dispositivo cuenta con dos cámaras traseras (de 48 y 5 megapíxeles) y una delantera (5 mpx) que ofrecen buenos resultados, especialmente teniendo en cuenta que se trata de un teléfono de gama media.

Redmi 8

Algo menor es la cámara del Redmi 8, otro de los smartphone Xiaomi por debajo de los 200. En este caso, nos encontramos con dos cámaras traseras, de 12 y 2 megapíxeles, y una frontal con ocho. Sin embargo, este terminal destaca por su potente batería, de 5.000 mAh frente a los 4.000 del Note 7.

Ambos dispositivos también se diferencian por su tamaño, siendo el primero, como todos los de su familia, ligeramente mayor, aunque la decisión de hacia qué lado se inclina la balanza en esta ocasión depende de cada usuario.

Redmi 6A 

Si hablamos de tamaño, no podemos pasar por altos al Redmi 6A, perteneciente a la gama básica de la compañía y que destaca, precisamente, por sus reducidas dimensiones. El móvil roza los 150 mm de alto y los 70 de ancho, con un peso de 145 gramos; se trata, por tanto, de una opción ideal para aquellos que buscan un móvil que poder guardar fácilmente en cualquier lugar

Entrando en el apartado técnico, sus prestaciones son lógicamente inferiores a los del resto de móviles incluidos en esta lista, pero también hay que tener presente que su precio es inferior. De esta forma, podemos indicar que cuenta con una única cámara trasera de 13 megapíxeles, además de la cámara frontal de rigor, en este caso de 5 megapíxeles.

Pese a su reducido tamaño, se pueden meter infinidad de archivos dentro, ya que el smartphone viene con 32 GB de almacenamiento interno de serie, que pueden ser ampliados hasta nada menos que 256 mediante una microSD.

Redmi Note 8T

Volviendo atrás y retomando a la familia Note, Xiaomi lanzó recientemente al mercado el Redmi Note 8T, una clara mejora respecto al anterior, pero que sigue manteniendo un perfil bajo en cuanto precio (menos de 180 euros para la versión de 4GB).

De esta forma, nos encontramos ahora con cuatro cámaras traseras de 48, 8 (gran angular), 2 (macro) y 2 megapíxeles, a las que habría que sumar la cámara frontal, que en este nuevo móvil sube hasta los 13 mpx.

Como ya viene siendo habitual en esta lista, el smartphone se presenta en dos versiones: de tres y cuatro gigabytes de RAM; aunque en este último caso puede optarse por la versión de 64 y 128 GB de almacenamiento interno. La versión de tres gigas solo cuenta con 32 GB.

RedmiGo

Puestos a recomendar móviles a precios asequibles, no podemos pasar por alto el Xiaomi Redmi Go, el móvil más barato de la compañía, actualmente se puede encontrar por unos 80 euros, e ideal si quieres establecer una primera toma de contacto con ella, sin necesidad de gastar mucho dinero.

Por un precio tan bajo no se puede esperar un gran móvil, pero aun así su relación calidad-precio es bastante positiva. Dispone de una pantalla de 4.5 pulgadas, 1GB de RAM y 8GB de almacenamiento interno; cuenta con un procesador Snapdragon 425 y se ejecuta con Android GO, la versión más ligera desarrollada por Google para smartphone.

Este dispositivo también está pensado para utilizarlo como móvil del trabajo, ya que sus bajas prestaciones no le permiten cargar con muchas aplicaciones ni muy pesadas, pero su bajo precio permite que su compra no sea un elevado desembolso para las cuentas de la compañía.

 

Es difícil encontrar un móvil dentro de la familia Xiaomi que no se adapte a nuestro bolsillo, ya sea por tamaño o por precio, y esta lista es un buen ejemplo. Por menos de 200 euros es posible comprar un smartphone con buenas prestaciones y que pueda mirar de cara a muchos de los dispositivos de mayor precio.